Quiero una newsletter efectiva

Si tiene un negocio en la red de redes es más que probable que haya apostado por incluir la opción “Recibir newsletter” a sus correos comerciales. Esta táctica de marketing digital es bastante positiva para mantener a la clientela pero si no se tienen claros una serie de conceptos puede ser la mejor manera de hundir la reputación online de su empresa. Por todo lo anterior quizás sea conveniente que tenga claros ciertos aspectos que le llevarán primero a aumentar las visitas a su página web y posteriormente a mejorar sus niveles de ventas.

¿En qué consiste una newsletter?

Esta carta de noticias, que es la traducción literal del término inglés, ha de funcionar como si de un periódico se tratase. El ejemplo nos resulta válido porque en este medio de comunicación también hay publicidad pero no llega a molestar al lector. De esto se trata. Es decir, olvide el concepto de que estos mensajes son para enviarles ofertas a sus clientes y comience a pensar que, precisamente, esto es lo que hay que evitar.

¿Qué contenido debe tener una newsletter efectiva?

Dependiendo del sector de su negocio seguro que habrá novedades interesantes, productos revolucionarios, lanzamientos interesantes o vídeos demostrativos. Este es el contenido idóneo para evitar que su cliente opte por dejar de recibir su mensaje. Recuerde que con un simple enlace a sus ofertas ya es suficiente. El resto del contenido ha de estar formado por todo lo relacionado con su negocio. Por eso se dio ese cliente de alta en su lista de correo y no por lo que le pueda ofrecer.

¿Qué estilo debe tener el texto de una newsletter?

Es el principal error de la mayoría de newsletters que se envían. Al tratarse de un texto genérico para todo tipo de clientes se apuesta siempre por un estilo demasiado cercano que no siempre encaja con la línea del negocio. Y viceversa, a veces se usa un estilo demasiado elevado que termina alejando a cualquier persona. La solución está en el punto medio. Tras identificar al cliente habitual de su empresa deberá pensar en el vocabulario más adecuado y en el estilo que mejor se ajusta a esa persona.

De esta forma ganará protagonismo el contenido y no el texto.

Ortografía y signos de puntuación inadecuados

Puede parecer un concepto básico pero no lo es. Si es posible, y lo es, sería conveniente enviar newsletters sin faltas de ortografía. De los signos de puntuación-especialmente los de admiración, exclamación e interrogación- mejor no abusar y apostar siempre por el uso habitual de los mismos. Lo mismo sucede con el abuso de las mayúsculas. Recuerde que es una newsletter y no un flyer que alguien le ha dado al salir del metro.

¿Cada cuánto tiempo debo enviar una newsletter a mis clientes?

Si un cliente ha hecho click en la opción de recibir newsletters o bien ha rellenado un impreso con ese objetivo parece evidente que quiere recibirlas. Lo que no está tan claro es cada cuánto tiempo. Si envía una newsletter a la semana podría ser demasiado trabajo e incluso podría llegar a saturar a sus clientes. Si envía una al año pues caerá en el olvido. Lo ideal sería enviar una durante los cinco primeros días del mes.

En la misma podrá ir conectando los conceptos arriba expuestos para ir intercalando sus ofertas en las noticias. Por ejemplo, si tiene una tienda de zapatos podría poner un vídeo del zapato, explicar la ficha técnica del producto y rematar con un “a la venta en nuestra tienda a partir del día quince”. La sutileza es más importante que poner ofertas y reclamos publicitarios en plan bar de carretera.

Esperamos haberle ayudado a aclarar un poco los conceptos más básicos para convertir el envío de estos mensajes en un recordatorio efectivo de la labor de su empresa. La fidelización de sus clientes es cada vez más complicada por lo que una newsletter efectiva podría ser el primer paso para lograr tan loable objetivo.

Recuerde cuidar el estilo, la ortografía, los signos de puntuación y sobre todo el contenido y la periodicidad. Convierta su newsletter en un mensaje informativo y didáctico. Sus clientes se lo agradecerán.