¿Estoy sufriendo un ataque de seo negativo?

Como consultor de servicios web he visto todo tipo de acciones deshonestas en la red, dirigidas siempre a buscar atajos hacia el éxito y, en ocasiones, a costa de destruir a los que nos pueden hacer sombra. El SEO negativo, por ejemplo, es una práctica más habitual de lo que podemos pensar. Suele ir dirigido hacia aquellos sitios que triunfan, que destacan por su buen hacer en internet y contra los que, los mediocres, lo tienen difícil.

Algunos de mis clientes han pasado y pasan por esta terrible experiencia. Son web, tiendas online y blogs que van haciéndose un sitio en el olimpo de internet, gracias un excelente posicionamiento. Sin embargo, como su trabajo es impecable no hay otra manera de luchar con ellos: atacarlos con prácticas poco éticas para que Google los penalice pensando que están haciendo trampa.

Por este motivo, mi primera recomendación siempre es conocer cómo pueden atacarnos, cómo detectar a tiempo estos ataques y cómo podemos defendernos de ellos.

Lo primero de todo, estar siempre alerta.

Es la primera regla que debemos cumplir para detectar, a la primera de cambio cualquier incidencia. Una buena herramienta para ello nos la ofrece Google y es Webmaster Tools, que nos avisará cuando haya un problema con nuestra web. Es gratuita y nos permite comprobar cómo va indexando el buscador nuestro sitio y optimizar su visibilidad.

Es una herramienta muy eficaz contra el SEO negativo ya que nos permite comprobar el mapa del sitio, si nuestro servidor da problemas, la frecuencia de indexación, enumerar los enlaces internos y externos a nuestra web, estadísticas de los errores encontrados por Google, etc. Además, podemos vincularla con Google Analytics, lo que nos va a proporcionar una información global y mucho más completa de lo que pasa en nuestra web.

Para configurar Google Webmaster solo necesitas acceder a las herramientas de las Preferencias y marcar la opción “Habilitar las notificaciones por correo electrónico”.

Aparte de usar este instrumento útil, siempre debemos estar pendientes de nuestro sitio y monitorizarlo con regularidad. Las notificaciones de Google nunca son inmediatas y pueden tardar algunos días.

¿Cómo pueden atacarme con técnicas de SEO Negativo?

Hay varias formas de hacerlo y, de hecho, yo he visto reiterados ejemplos de ataques con todas ellas. Las principales son las siguientes:

  • Hackeando tu sitio: no es imposible acceder de manera maliciosa a una web, aunque extrememos las barreras de seguridad. Para evitarlo conviene tener siempre la actualizada la web y los pluggins, cambiar habitualmente las contraseñas y hacerlas muy seguras y, desde luego, tener siempre copias de seguridad del contenido. También te recomiendo que actives alguna herramienta de bloqueo de actividad, cuando se produzcan movimientos sospechosos en tu sitio.
  • Saturando tu servidor: bloquean tu servidor con generadores automáticos de visitas poco fiables. El objetivo es generar sobrecarga de trabajo para que la máquina no funcione correctamente. Aquí te recomendamos contratar un servicio de protección en red o activar guardianes en el panel de administración de tu servidor.
  • Plagiando tu contenido: ésta práctica consiste en copiar tu nuevo contenido y empezar a distribuirlo por la red antes de que Google lo indexe. De esta manera, el buscador te penalizará a ti por no usar contenido original. Si trabajas con WordPress puedes usar un plugin que muestre la autoría del contenido. También hay herramientas que analizan los textos en internet para hallar contenidos similares a los tuyos.
  • Destruyendo tus buenos enlaces: para ello contactan con los webmaster de los sitios de calidad que te enlazan y, haciéndose pasar por ti, solicitan su eliminación. Lo hacen vía mail y en tu nombre, usando además tu correo. Por ello, siempre es recomendable usar cuentas diferentes para registrar el dominio y para contactar con otros sitios. Intenta mantener un contacto lo más personalizado posible con los otros webmasters.
  • Intoxicándote con malos enlaces: es lo más habitual. Envían miles de enlaces tóxicos hacia tu web, desde sitios con mala fama y denostados por Google. Monitoriza tus enlaces y elimina aquellos que sean sospechosos o directamente maliciosos.

Déjate asesorar contra el SEO Negativo.

Tenemos ya mucha experiencia en la lucha contra el SEO Negativo, lo hemos sufrido. Puedes recurrir a nosotros para proteger tu sitio y evitar que sufra estos ataques. Si, por desgracia ya eres una víctima, también podemos ayudarte a recuperar tu sitio. Contacta con nosotros y cuéntanos lo que te preocupa. Nuestro trabajo es ayudarte.