El SEO no mejora. ¿Estás penalizado por Google?

Es posible que hoy tu página web esté rozando el cielo y que mañana, sin saber exactamente qué ha pasado, desaparezca del mapa. Para ser más concretos, podríamos decir que hoy tu web está perfectamente posicionada en Google, que el principal buscador, y sin saber por qué, mañana no te encuentras ni tú porque has bajado a los infiernos.

Puede haber mil razones para ello, pero una de las que más suele preocupar es que el Sr. Google nos haya penalizado por uno u otro motivo. Es entonces cuando cunde el pánico, nos tiramos de los pelos, temblamos sin remedio y gritamos al viento: ¿qué hacemos? ¿cómo soluciono esto?

Bueno, aunque la solución no es muy fácil, la respuesta a tus preguntas sí que lo es. Recurre a un consultor SEO y él te ayudará a identificar el problema a y ponerle solución, lo antes posible.

¿Cómo detectamos que hay un problema?

Estar siempre al tanto de cómo funciona nuestra página web es indispensable. Precisamente eso será lo que nos permita detectar que, de repente, el tráfico orgánico ha caído en los últimos días o semanas y que nuestra posición en buscadores ya no es la que era. Estos problemas pueden ocurrir y, de hecho, son más frecuentes de lo que muchos piensan. Pero una vigilancia y análisis constante de las cifras que envuelven nuestro sitio nos permitirá darnos cuenta de inmediato de que algo pasa.

La siguiente fase es averiguar dónde reside el problema, porque si no lo identificamos difícilmente podremos buscarle una solución. No debemos preocuparnos porque el número de visitas caiga hoy o durante un par de días. Pero cuando esta situación se alarga y se prolonga en el tiempo es cuando debemos deducir que algo falla y hay que ponerse manos a la obra para identificar el problema y solucionarlo.

Luego veremos cómo averiguar si Google nos ha penalizado y porqué. Pero de momento os adelantamos que el objetivo de estas penalizaciones es sancionar a aquellos que no juegan limpio. Es decir, los que intentan hacer trampas para ganar posiciones o los que no infrinjan las normas que impone el propio buscador.

Lo cierto es que a veces pensamos que nos han penalizado, cuando lo que realmente ocurre está relacionado con otros factores como cambios de tendencia en el mercado, nuevas estrategias de nuestra competencia o cosas parecidas. Hay que asegurarse, antes de tomar decisiones. Por ello, es recomendable ponernos en manos de un consultor SEO especializado que nos ayude a identificar realmente el problema y nos proponga soluciones realistas y concretas.

¿Cómo castiga Google a los infractores?

Pues de dos maneras. La primera se produce cuando el buscador introduce cambios en sus algoritmos de búsqueda. Esto quiere decir que nosotros no hemos hecho nada incorrecto, pero hay que identificar el problema e introducir los cambios necesarios para volver a subir posiciones y recuperar las visitas perdidas. Normalmente, este problema se soluciona fácilmente.

La segunda opción es más grave. Ocurre cuando Google comprueba que estamos haciendo algo que considera inadecuado. La empresa lo comprueba y, de ser cierto, nos avisa. El problema es que estas situaciones son más difíciles de solventar y pueden obligarnos a hacer cambios más profundos en nuestra página.

Por ejemplo, pueden penalizarnos si no jugamos limpio e intentamos hacer trampas para posicionarnos mejor. Es el caso de aquellos que crean enlaces artificiales, utilizan en exceso las palabras clave para ser más relevantes, nutrimos nuestro sitio con contenido copiado de otros sitios, compramos o vendemos enlaces, utilizamos textos ocultos o mostramos un contenido al buscador y otro distinto a los que nos visitan. Estos es feo, ¿verdad?

La forma que tiene Google de identificar estas malas prácticas es a través de dos herramientas. La primera se llama Google Panda y se encarga de vigilar el contenido de las webs. Así puede detectar que nuestro contenido no es original, que figura en otros sitios y es de mala calidad. También comparará este contenido con el volumen de publicidad que hay en nuestro sitio y decidirá si guarda relación con el contenido oficial de nuestra web.

La segunda herramienta es Google Penguin y penaliza aquellas webs que se valen de enlaces artificiales, comprados, compulsivos o creados de manera automática. Al buscador le gustan mucho las cosas naturales, las de verdad y penaliza todo lo postizo o forzado. ¿Qué se le va a hacer?… ¡Él manda!

Un consultor SEO te ayudará a realizar buenas prácticas y a obtener mejores resultados. Sin penalizaciones ni disgustos.

¿Cómo saber realmente si Google nos ha penalizado?

Hay varios elementos que debemos ir comprobando para sacar una conclusión válida al respecto. Por ejemplo, debemos averiguar si el tráfico orgánico procedente de este buscador en concreto ha disminuido y cuantificarlo. También hay que comprobar si las palabras claves que antes nos servían ahora nos hacen aparecer en buena posición o si, por el contrario, ya no somos tan visibles.

Por otro lado, confirmar que nuestro sitio indexa correctamente y que sigue apareciendo en los motores de búsqueda. Además, si nuestro dominio desaparece y no es un fallo de nuestro servidor, es casi seguro que Google nos ha penalizado y nos ha hecho desaparecer. Si se confirma este extremo, ten cuidado porque probablemente tendrás que cambiar de dominio y empezar el trabajo de posicionamiento desde cero.

Este caso es totalmente dramático porque puede echar por tierra el trabajo de mucho tiempo. Así que, no bajes la guardia: trabaja tu sitio de manera correcta, controla absolutamente todo lo que pasa con él para detectar pronto los problemas y poder ponerles solución. Así, evitarás males mayores.

Si detectas un problema, puedes utilizar la herramienta Fruition para saber qué algoritmo te ha penalizado. Te ayudará a analizar tu sitio e identificar el problema.

Ponte en manos de un profesional SEO y no dejes nada al azar

Si sigues este consejo, es más difícil que te lleguen los problemas. Y, si llegan, será más fáciles ponerles solución. Un consultor SEO te aporta toda su experiencia para optimizar tu página web, te asesorará de manera profesional y conseguirá llevar tu sitio a las mejores posiciones. Este el caso de Antonio Sivera, consultor con más de 15 años de experiencia y una trayectoria profesional llena de proyectos exitosos y clientes satisfechos.

En nuestro servicio de consultoría encontrarás ayuda en consultoría SEO para buscar las mejores palabras clave, gestionará para ti intercambios de enlaces y vigilará de cerca los resultados. Si pones tu web en sus manos, este consultor SEO monitorizará tu página para controlar tu posición y la de tu competencia, analizará tu relevancia y popularidad y auditará la calidad de tu sitio.

El resultado será que evitarás los problemas y, si llegan, los detectará rápidamente y buscará las mejores soluciones. Las penalizaciones de Google son totalmente evitables, sobre todo si se hace un buen trabajo. Hay miles de manera de sacar todo partido a la versión digital de tu empresa de manera limpia y profesional y sin tener que recurrir a malas prácticas.

Si confías en un consultor SEO, Google te premiará por el trabajo bien hecho. Y deja los viejos trucos sucios para otros…