¿Cuánto vale diseñar un logotipo?

Diseñar logotipo para una empresa de nueva creación, una startup o para el proyecto de un emprendedor puede suponer un reto para un diseñador gráfico o una agencia de branding. El motivo es que son empresas incipientes, con poca o nula trayectoria, sin una historia detrás y donde todo está por construir. También la imagen de marca. Y eso, es un acicate para cualquier profesional.

Sin embargo, al otro lado está el emprendedor o los responsables de ese proyecto incipiente que se plantean, entre otras cosas, cuánto deben pargar por un encargo para diseñar logotipo. Aquí la respuesta no es sencilla, sino que está llena de matices. Calcular el precio de ese trabajo implica tener en cuenta multitud de factores, unos más importantes que otros, pero todos relacionados directamente con el precio final.

En cualquier caso, es que nunca debemos considerar este encargo como un gasto, sino como una inversión más de nuestro proyecto: el logotipo será un elemento clave de nuestra imagen de marca, hablará de ella y por ella, y nos acompañará allá donde lleguemos, ya sea cerca o lejos. Así que, ¿Por qué escatimar en este trabajo si va a ser tan importante para nuestro proyecto?

Elementos que influyen en el diseño de un logotipo.

Partimos de la idea de que hablamos de un elemento valioso para nuestra marca, por lo que debemos dedicarle tiempo, esfuerzo y recursos. Todo, evidentemente, en función de nuestras posibilidades.

Para empezar conviene que hagamos una lista con los conceptos que representan a nuestra marca y que queremos que se reflejen en el logotipo: modernidad, innovación, tradición, dinamismo… Está claro que, cuantos más conceptos se incluyan en el diseño más complejo será. Esto servirá de base al profesional al que encargamos diseñar logotipo y, a partir de ahí, buscará datos y referencias para tener una idea más clara de la marca, del proyecto, etc.

También hay que decidir cuántas revisiones del proyecto queremos: ninguna, 2, 3, 5, sin límites… Esto también determinará la tarifa del diseñador o de la agencia que nos haga el diseño.

Y, por descontado, hay que tener una idea previa de lo que queremos. ¿Queremos que solo aparezca el nombre de la marca? ¿Qué se trate solo de una imagen gráfica? ¿Qué el logotipo combine ambos elementos? Para que nos quede claro, cada una de estas opciones correspondería por este orden a los logotipos de Google, Apple y Ford, por poner un ejemplo de cada.

Por último, también es importante saber en qué formato vamos a necesitar el logotipo, una vez realizado. La mayoría de los profesionales proporcionan a sus clientes un vectorial, que puede ampliarse o reducirse en función de las necesidades sin perder calidad. Pero hay empresas que también quieren otras versiones del trabajo en JPG o similares.

Y qué hay del precio…

Como ya hemos explicado, es imposible dar tarifas cerradas. Ni siquiera precios aproximados, ya que en este tema influyen muchos factores como la fama del diseñador, si el cliente es un emprendedor o una multinacional, la complejidad del logo, el número de revisiones, el plazo dado para realizar el trabajo y un largo etcétera.

En general, podemos encontrar a través de la red logotipos a partir de 15€ y servicios completos de profesionales por hasta 1.000€. Ninguno de los dos extremos es el más habitual, ya que por 15€ tendremos pocas garantías de un trabajo bien hecho. En el caso de la tarifa más elevada, suele tratarse de logotipos de gran complejidad y acompañados de otros elementos de la identitat corporativa.

Una agencia de branding media suele ofrecer buenos trabajos con una horquilla que oscila entre los 150€ y los 300€, lo que correspondería a un logo medio, con varias revisiones.

Como ves, hay opciones para todos los bolsillos pero te reiteramos que es importante que dediques recursos a este capítulo de tu proyecto porque hablará de ti y te acompañará siempre. Así que, si no tienes logotipo empieza ya a pensar cómo quieres que sea y no tardes en encargarlo. Y si lo tienes y está obsoleto o ya no te representa, actualízalo.

Para ello, acude siempre a profesionales con experiencia que puedan mostrar con ejemplos su trayectoria. La mayoría de las agencias de branding en nuestro país disponen de un porfolio público en su web donde puedes ver qué trabajos han hecho, qué tipo de clientes han tenido y cómo ha sido el resultado. Cuando te decidas, pide referencias de clientes anteriores y cierra bien todos los detalles: precio, revisiones, plazo de entrega, etc.

Diseñar logotipo para tu marca puede darle un nuevo impulso a tu proyecto.