Consejos para crear una Start-Up exitosa

Estamos, sin duda, en la era del emprendimiento. El panorama laboral y la crisis ha llevado a muchos a emprender por necesidad. Pero, por otro lado, la necesidad ha despertado la creatividad y, en muchos casos, surgen ideas maravillosas que algunos valientes se deciden a llevar a cabo en forma de proyectos o negocios que, a priori, presentan buenas perspectivas de futuro. Muchas de ellas nacen en forma de Start-Up, es decir proyectos empresariales embrionarios, innovadores, que cubren nuevas necesidades en el mercado y cuyo concepto está intrínsecamente orientado al cliente. La mayoría están relacionadas con la tecnología y el mundo digital, donde se está produciendo una auténtica revolución.

Evidentemente, nadie puede garantizar que una Start-Up vaya a tener éxito, pero sí que hay algunos factores que conviene tener en cuenta para marcar una hoja de ruta bien definida en busca de la consecución de unos determinados objetivos.

¿Cómo enfocar desde el principio el proyecto de una Start-Up?

El camino desde la idea hasta la materialización de una empresa rentable y sólida no es fácil. Ya lo sabemos. De hecho, muchas de ellas se quedan en el camino. Normalmente esto ocurre por algunas de estas razones:

  • Errores en su planteamiento
  • Barreras administrativas
  • Falta de oportunidad
  • Fallos en su ejecución

Prever y tener cubiertos estos campos puede ser un buen modo de iniciar el proyecto. Si conocemos bien el escenario en el que nos movemos, será más fácil detectar a tiempo los problemas y buscar soluciones óptimas.

Por ejemplo, lo primero que hay que determinar es si el entorno es propicio para poner en marcha nuestro proyecto en el mercado: analizar el contexto económico y ver de qué manera puede incidir en su viabilidad. Por ejemplo, cualquiera de los grandes proyectos exitosos basados en la economía colaborativa, como BlaBlaCar o AirBnb nacieron en una situación de crisis económica y triunfaron gracias a ella. Es decir, aquí había una oportunidad clara para este tipo de negocios, basados en plataformas online, donde los usuarios consiguen ahorrar gastos o conseguir ingresos extras.

Centrar la idea y desarrollar un buen modelo de negocio.

Si está claro que existe la oportunidad, lo que toca hacer es pulir la idea. Darle forma de proyecto innovador pero centrada en una necesidad real del mercado. Hay que confirmar que esa necesidad existe o, bien, crearla. Si no es así, nunca crearemos una Start-Up exitosa.

Por otro lado, conviene diseñar y definir muy bien el equipo humano con el que va a arrancar nuestra Start-Up. Como todo proyecto que empieza, necesita rodearse de perfiles altamente preparados pero flexibles y con capacidad de adaptación e improvisación.

El siguiente paso es convertir esa idea en un modelo de negocio viable que nos garantice ingresos. Es decir, no es suficiente con trabajar la imagen de marca o captar usuarios, sino que debemos tener claro cómo vamos a monetizar el proyecto y establecer objetivos claros en este sentido. Es posible que, al principio, el negocio genere pérdidas pero eso debe estar contemplado en un plan donde se debe establecer a partir de cuándo debe invertirse la situación. Hay proyectos muy exitoso, como Wallapop que viven de las sucesivas rondas de inversión porque, de momento, no reportan beneficios a sus gestores.

De hecho, las fuentes de financiación son otro factor fundamental para que una Start-Up tenga éxito. Se necesitan fondos para arrancar, sí, pero también para empezar a rodar. Y ese rodaje puede alargarse durante los primeros años. Hay que tener reservas suficientes para seguir avanzando y para dotar al proyecto de los elementos que necesite.

¿Tienes una buena idea y no sabes qué hacer con ella?

Si tienes una buena idea de carácter tecnológica basada en un negocio digital, podemos ofrecerte servicio de asesoramiento y consultoría para ponerlo en marcha.

Ya sabemos que la creación de una Start-Up es un camino lleno incertidumbres y altibajos. Además, no suele ser suficiente con cubrir el área para la que tenemos habilidades y competencias, sino que podemos necesitar apoyos de todo tipo, no sólo financieros, para arrancar el proyecto.

Somos especialistas en ofrecer soluciones integrales para nuevos proyectos digitales. Desde diseño web, hasta proyectos SEO que garanticen visibilidad y nuevos clientes. También podemos acompañarte en el proceso de crear tu marca y darla a conocer.

Consúltanos sin compromiso.