Clasifica a tus contactos en Linkedin

Durante mi trayectoria como consultor he comprobado reiteradamente que Linkedin es la plataforma más útil para desarrollar contactos, crear vínculos y generar networking con empresas y profesionales. Sirve tanto para darle un nuevo impulso a tu carrera, como para encontrar nuevas oportunidades laborales, contratar empleados, crear sinergias, localizar proveedores y darle solidez a tu marca personal.

Su popularidad crece cada día, pero también es cierto que hay que saber usarla para obtener resultados eficaces. Por ejemplo, mucha gente desconoce que es una herramienta útil para ganar links o desviar tráfico hacia tu sitio web. La clave está en clasificar tus contactos en Linkedin de manera adecuada, para sacarle todo el partido.

¿Por qué usar Linkedin en tu faceta profesional?

Por varios motivos. En mi caso particular, como consultor especialista en servicios web, la uso para estar mejor conectado con otros profesionales. También me permite estar al día respecto a las novedades que detectan o implementan otros colegas. Pero, sobre todo, en mi trabajo de consultoría me sirve para buscar nuevas oportunidades de negocio y contactar con clientes potenciales.

Si gestionas bien tu presencia en esta red, podrás informar a tus clientes sobre las novedades de tu empresa. Además, los contactos que realices a través de Linkedin pueden ayudarte a conseguir nuevas conexiones valiosas a nivel profesional. Por ejemplo, en mi caso me ha permitido ponerme en contacto con profesionales que viven en otras ciudades a través de contactos compartidos. Y eso, de otra manera, no resultaría fácil.

De hecho, puedo contarte que independientemente de mi trabajo como consultor, dirijo un grupo de empresas que, bajo el nombre de Camaltec Ibérica, tocan muchos ámbitos de los servicios web. Entre ellos, hemos desarrollado una plataforma de franquicias diseño webque, actualmente, tiene afiliados en varios países. El poder de Linkedin en este sentido es global, ya que nos ha permitido desarrollar contactos internacionales que nos han dado buenos resultados.

Algunos consejos previos para sacar todo el partido a Linkedin.

Como decía antes, Linkedin es una red muy útil, pero hay que usarla bien.

Para empezar, debes completar tu perfil o el de tu empresa al máximo para que cualquiera que lo vea disponga de toda la información que necesita para conocerte. Por ejemplo, no te limites a incluir el cargo que ocupas en una empresa. Mejor acompáñalo de una breve descripción de lo que haces. Por descontado, debes actualizar la información siempre que haya una novedad, por pequeña que ésta sea. Sobre todo, si tiene que ver con su estatus profesional.

Incorpora a tu presentación los enlaces directos a todos tus perfiles en otras redes sociales, así como la URL de tu sitio web. Y si tienes canal propio en YouTube o Slideshare, añádelo también. Piensa que a cada persona que visite tu perfil puede interesarle conocer un aspecto diferente de ti o de la trayectoria de tu empresa. Ten disponible toda esa información. De la misma manera, incorpora tu botón Linkedin en tu web o en tu blog, para conseguir la misma sinergia per a la inversa.

También te recomiendo que incluyas palabras clave de tu actividad en la descripción que aparece debajo de tu nombre porque te ayudará a posicionarte. Y, en cuanto al contenido que publiques, debe ser siempre interesante para el sector en el que te mueves. Puede ser propio o puedes enlazar con el contenido de otros si lo consideras relevante. Demostrará que estás al día de lo se cuece en tu ámbito profesional.

La experiencia también me ha demostrado que es muy útil interactuar en Linkedin. Es decir, únete a grupos interesantes para tu actividad y participa.

¿Cómo organizar tus contactos en Linkedin de una manera eficaz?

Esta red social está enfocada a los profesionales y a la actividad empresarial, por lo que los contactos son su piedra angular y hay que trabajarlos bien. Debes saber que, aunque no dispongas de una cuenta Premium, puedes organizar bien tus contactos usando etiquetas. Solo tienes que añadirlas a cada uno de ellos para luego crear una especie de listas basadas en intereses concretos.

Si lo haces así podrás tener agrupados todos los contactos de una misma etiqueta o ser tú el que envía mensajes o información a los integrantes de la lista generada por esa etiqueta. Eso sí, recuerda que Linkedin no permite enviar un mismo mensaje a más de 50 contactos a la vez.

Se trata de organizar nuestra agenda por temas, intereses o áreas de trabajo. De hecho, es posible clasificar un mismo contacto con distintas etiquetas: ciudad de origen, profesión… Espero que mi experiencia en Linkedin como profesional de consultoría te ayude a moverte mejor en esta red social.